Datos personales

Mi foto
CABIMAS, ZULIA, Venezuela
Licenciado en Educación, mención Educación Física Deporte y Recreación, entrenador y árbitro nacional de Voleibol

sábado, 25 de abril de 2009

Lesiones y enfermedades del codo

La lesión del "codo del lanzador de dardos" se produce por la fricción continuada y repetida del olécranon con la bursa olecraneana. Se trata de una bursitis aséptica que se debe de tratar con frío, antiinflamatorios no esteroideos, infiltraciones de corticosteroides y reposo. No obstante, las posibles causas de bursitis olecránicas son muy numerosas, los casos concretos de "codo del lanzador de dardos" documentados se reducen a uno sólo, y su tratamiento varía en función de su origen. Debemos conocerlo para actuar en consecuencia.
El mundo de la veterinaria tiene amplia experiencia en el tratamiento de bursitis olecraneanas en los caballos, producida por el roce continuo con una superficie dura, la misma causa microtraumática de una lesión parecida al "codo del lanzador de dardos": el "codo del estudiante". La actuación conjunta entre ambas ciencias puede provocar un extraordinario avance en las investigaciones
CODO DE TENISTA
Es una lesión de los músculos y tendones en la cara lateral externa del codo, que procede de un sobreuso o de esfuerzos repetitivos a ese nivel. La contracción repetida de las fibras musculares del antebrazo genera una tensión localizada en los puntos de inserción de los tendones en el hueso del codo.
MECANISMO DE LA LESION Epicondilitis lateral. La lesión más frecuente de extremidad superior en el tenis es la lesión lateral de codo, resultado de un esfuerzo excesivo o repetitivo sobre los tendones extensores del antebrazo, en particular los del músculo extensor corto del carpo. Más frecuente en el jugador amateur , la lesión suele ser resultado de un revés con mala técnica (golpear la bola a contragolpe, cargando la energía sólo en el antebrazo, en vez de en todo el brazo desde el hombro), o de un potente saque de smatch en el que se combinen pronación (palma hacia abajo) y flexión rápida de la muñeca, cargando todo el esfuerzo en los referidos tendones extensores del antebrazo.
Epicondilitis medial. Es menos frecuente, y ocurre de forma característica con actividad flexora y pronación simultáneas de la muñeca, como puede ocurrir
SIGNOS Y SINTOMAS De forma general, en toda epicondilitis puede notarse dolor al sujetar o agarrar objetos, falta de fuerza en el antebrazo, y dolor a la presión en el codo, en los puntos de inserción de los tendones. Además, existen una serie de signos específicos que dependerán del tipo concreto de epicondilitis. REHABILITACION La epicondilitis medial o lateral es frecuente, y suele producir incapacidad. El tratamiento rehabilitador tiene éxito, pero conviene esperar a que el dolor haya cedido o sea mínimo antes de empezar la rehabilitación. En general, cuanto más tiempo dure el dolor, más largo va a ser el período de recuperación completa.En general, el proceso de rehabilitación puede dividirse en 3 fases:FASE 1. Básicamente, Disminuir la inflamación y el dolor. consiste en reposo, frío local (hielo) y, si es necesario, antiinflamatorios.FASE 2.Mejorar la flexibilidad, y aumentar la fuerza.Ejercicios suaves de contracción muscular consistentes en flexión, extensión y rotación de muñeca. Suele seguirse la siguiente secuencia: 1) Extensión de muñeca. 2) Flexión de muñeca. 3) Flexión-Extensión combinadas de muñeca. 4) Pronación/Supinación del antebrazo. 5) Extensión de los dedos. 6) Ejercicios de flexión de dedos con una pelota. FASE 3. Mejorar la fuerza muscular, mantener y mejorar la flexibilidad, y volver gradualmente al nivel previo de actividad deportiva. A veces, en esta fase, conviene hacer modificaciones en el equipo.Ej: una mala raqueta puede haber contribuído al desarrollo de la epicondilitis.