Datos personales

Mi foto
CABIMAS, ZULIA, Venezuela
Licenciado en Educación, mención Educación Física Deporte y Recreación, entrenador y árbitro nacional de Voleibol

viernes, 13 de noviembre de 2009

OTROS EFECTOS DEL EJERCICIO SOBRE EL RGANISMO

La práctica de ejercicio físico es altamente recomendable, pues no sólo se produce una reducción de las presiones arteriales, sino que también tiene un efecto beneficioso sobre otros factores de riesgo cardiovascular tales como la obesidad, diabetes, colesterol alto, etc. Sea cual sea su edad hacer regularmente ejercicio físico moderado es un hábito saludable que le reportará beneficios a lo largo de toda la vida, algunos de ellos se los exponemos a continuación.
  • Efectos sobre los factores de riesgo cardiovascular:

Efectos sobre el apetito y obesidad Hacer ejercicio físico, al contrario de lo que ocurre en las personas delgadas, no produce un aumento del apetito, además, aparece un discreto rechazo por los alimentos grasos. Cuando junto a la dieta se hace ejercicio, la pérdida de masa magra se reduce al mínimo, modificando favorable mente la composición corporal. El ejercicio de fuerza suele incrementar el peso de forma moderada por el incremento de masa muscular.

Efectos sobre el perfil lipídico Eleva el HDL-colesterol (colesterol del bueno) y disminuye los niveles de LDL-colesterol (colesterol del malo) y triglicéridos.

Efectos sobre la tolerancia a los hidratos de carbono La grasa corporal está íntimamente relacionada con la resistencia a la insulina y con la hiperinsulinemia, por eso los obesos que hacen ejercicio físico aumentan la sensibilidad a la insulina la captación y la utilización de la glucosa por parte de las células del organismo. Este efecto beneficioso dura mientras se hace el ejercicio.

Efecto sobre la masa muscular El tono y la fuerza muscular con la edad tiende a disminuir, la pérdida de tono de los músculos abdominales y la redistribución de la grasa por la pérdida de los estrógenos, que se producen en la mujer en la menopausia, hacen que aumente el perímetro abdominal, ya que la musculatura es incapaz de actuar como sostén. Produciendo además cambios en la estática que dan lugar a dolores lumbares imprecisos.

Efectos sobre la masa ósea El ejercicio en las mujeres post-menopáusicas produce una disminución en el ritmo de pérdida de masa ósea porque favorece la entrada de calcio en el hueso y el efecto mecánico de la tracción de los músculos sirve de estímulo para su formación. Es muy importante también en los niños y jóvenes ya que es muy efectivo para conseguir llegar a los 35 años con un pico máximo de masa ósea.

Efecto sobre las articulaciones Es muy importante la movilización diaria de todas las articulaciones para un buen mantenimiento de los cartílagos articulares y de esta manera disminuir la aparición de una enfermedad tan frecuente como es la artrosis.

Efectos sobre la velocidad psicomotora A medida que avanza la edad, la velocidad de respuesta, perceptiva, de escritura y la velocidad en la coordinación de movimientos se sufren un enlentecimiento. Sin embargo, diferentes estudio han comprobado que las personas que realizaban ejercicio físico tienen un tiempo de reacción más rápido.

Efectos sobre la ansiedad El ejercicio continuo eleva los niveles de beta endorfina lo que tiene como consecuencia un estado de bienestar que explica la "adicción al ejercicio". Incluso en depresiones leves o moderadas su efecto beneficioso puede ser comparable con los tratamientos psicoterápicos.

Efecto sobre el insomnio Aparte de llegar más cansados a la cama, el ejercicio aumenta las ondas lentas y disminuye el tiempo de movimiento durante el sueño, conduciendo a un sueño relajante.

¿Qué es un perfil lipídico?

Un perfil lipídico es un grupo de pruebas solicitadas generalmente de forma conjunta para determinar el riesgo de enfermedad cardiaca coronaria. Las pruebas que conforman un perfil lipídico han mostrado ser buenos indicadores de la posibilidad de presentar un ataque cardiaco o apoplejía provocados por obstrucción de los vasos sanguíneos (endurecimiento de las arterias).

¿Qué pruebas se incluyen en un perfil lipídico?

El perfil lipídico incluye el colesterol total, el HDL-colesterol (denominado a menudo “colesterol bueno”), el LDL-colesterol (denominado a menudo “colesterol malo”) y los triglicéridos. Algunas veces, el informe incluirá valores adicionales calculados como la relación HDL/colesterol o cálculos basados en los resultados del perfil lipídico, edad, sexo y otros factores de riesgo.

¿Cómo se utiliza el perfil lipídico?

El perfil lipídico se utiliza como guía para decidir cómo debe ser tratada una persona en situación de riesgo. Los resultados del perfil lipídico son considerados conjuntamente con otros factores de riesgo conocidos de la enfermedad cardiaca para proporcionar un plan de tratamiento y seguimiento. 1. El resultado de una determinación de la concentración de colesterol ha sido menor de 200 mg/dL (5.18 mmol/L).

¿Es necesario realizar un perfil lipídico?

Si el colesterol total está por debajo de 200 mg/dL (5.18 mmol/L) y no se presenta historia familiar de enfermedad cardiaca u otros factores de riesgo, probablemente no es necesario realizar un perfil lipídico completo. Sin embargo, puede ser aconsejable una determinación del HDL-colesterol para asegurarse que éste no es bajo. Diversos programas de cribado incluyen actualmente tanto el colesterol total como el HDL-colesterol. Si el colesterol total está por debajo de 200 mg/dL (5.18 mmol/L) y el HDL-colesterol por encima de 40 mg/dL (1.04 mmol/L), no se recomienda un perfil lipídico.

2. ¿Con qué frecuencia es necesario realizar un perfil lipídico?

Las recomendaciones dirigidas a individuos sanos sin otros factores de riesgo de enfermedad cardiaca consisten en realizar un cribado de colesterol total y HDL-colesterol cada cinco años. No es necesario un perfil lipídico completo. Sin embargo, si existen factores de riesgo o anteriormente se ha presentado una concentración de colesterol elevada, los análisis deberán efectuarse con mayor frecuencia y deberá realizarse un perfil lipídico completo.

3. El informe de un perfil lipídico muestra una concentración de triglicéridos elevada pero no muestra resultado para el LDL-colesterol. ¿Por qué? En la mayoría de perfiles lipídicos de cribado, el LDL-colesterol se calcula a partir de las otras determinaciones lipídicas. Sin embargo, el cálculo no es válido si la concentración de triglicéridos está por encima de 400 mg/dL (4.52 mmol/L). Para poder determinar la concentración de LDL-colesterol cuando la concentración de triglicéridos está por encima de 400 mg/dL (4.52 mmol/L) son necesarias técnicas analíticas especiales como una determinación directa de LDL-colesterol o una determinación lipídica tras ultra centrifugación.

4. ¿Qué es el VLDL?

La lipoproteína de muy baja densidad (VLDL) es una de las tres partículas lipoproteícas principales.

Las otras dos son la lipoproteína de alta densidad (HDL) y la lipoproteína de baja densidad (LDL).

Cada una de estas partículas contiene una mezcla de colesterol, proteínas y triglicéridos, pero en cantidades variables propias de cada tipo de partícula.

La LDL es la que contiene mayor cantidad de colesterol.

La HDL es la que contiene mayor cantidad de proteínas.

La VLDL es la que contiene mayor cantidad de triglicéridos.

Debido a que la VLDL contiene la mayoría de triglicéridos circulantes y a que las composiciones de las diferentes partículas son relativamente constantes, es posible estimar la cantidad de VLDL-colesterol dividiendo la concentración de triglicéridos (en mg/dL) por 5.

Actualmente, no existe un método directo simple para determinar la concentración de VLDL-colesterol, por lo que en la mayoría de laboratorios se utiliza la estimación calculada a partir de la concentración de triglicéridos.

Este cálculo no es válido cuando la concentración de triglicéridos es superior a 400 mg/dL

Los Trastornos Cardiovasculares

Colesterol, LDL, HDL y los Triglicéridos

Hechos sobre el colesterol:

El colesterol es una sustancia cerosa que se puede encontrar en todo el cuerpo del niño. Ayuda en la producción de las membranas celulares, algunas hormonas y la vitamina D

El colesterol en sangre proviene de dos fuentes: los alimentos que el niño ingiere y su hígado. Sin embargo, el hígado fabrica todo el colesterol que el cuerpo del niño necesita.

El colesterol y otras grasas son transportados en el torrente sanguíneo en forma de partículas esféricas llamadas lipoproteínas. Las dos lipoproteínas más conocidas son las lipoproteínas de baja densidad (LDL) y las lipoproteínas de alta densidad (HDL).

¿Qué es el colesterol LDL (lipoproteína de baja densidad)? ¿Qué es el colesterol HDL (lipoproteína de alta densidad)?

Este tipo de colesterol se denomina comúnmente colesterol "malo”.

Puede contribuir a la formación de una acumulación de placas en las arterias, una condición conocida como aterosclerosis. Los niveles de LDL deben ser bajos.

Para contribuir a reducir los niveles de LDL, ayude a su hijo a que:

• Evite los alimentos ricos en grasas saturadas, el colesterol contenido en su dieta y el exceso de calorías.

• Realice más ejercicios.

• Mantenga un peso saludable.

Este tipo de colesterol se conoce como colesterol "bueno", y es un tipo de grasa en sangre que ayuda a eliminar el colesterol de la sangre, evitando la acumulación de grasa y la formación de placa. El HDL debe ser lo más alto posible.

Con frecuencia se puede aumentar el HDL si:

• Se hace ejercicio durante por lo menos 20 minutos tres veces por semana.

• Se evita el consumo de grasas saturadas.

• Se adelgaza.

Algunos niños pueden requerir medicamentos. Dado que elevar el HDL puede ser difícil, debería trabajar con el médico de su hijo para elaborar un plan terapéutico.